George Foreman / Una carrera de grandes éxitos

| January 11, 2017 | 0 Comentarios/ Comments

(Foto cortesía: Flickr)

George Foreman

El doble ex campeón Mundial del Peso Completo, George Foreman, arribó a sus 68 años de edad en medio de una bonanza económica y aplausos por parte de la fanaticada boxística. “Big George” es recordado por sus grandes batallas contra el “Humeante” Joe Frazier, por su “Guerra Atómica” vs Ron Lyle en Las Vegas y por la “Batalla en la Jungla” contra Muhammad Alí, entre muchas otras.

George, nació en Marshall, Texas, el 10 de enero de 1949, pero desde muy niño su familia se trasladó a Houston donde se crió y vivió hasta el presente. Desde muy chico se distinguió por su tamaño y fortaleza. Cuentan que a los 12 años, ya medía 1 metro con 88 centímetros. Esas cualidades físicas, le daban ventajas en todas las actividades deportivas, de entre las cuales, se definió por el boxeo. Estuvo practicando y participando en torneos locales y regionales, en los cuales mostró pegada y habilidad para grandes compromisos.

Fue seleccionado para competir en los Juegos Olímpicos de México 68 en el equipo de USA. Después de vencer en sus compromisos iniciales, derrotó por Kot o RSC, al soviético Iones Chepulis, en la final, para llevarse la Medalla de Oro. En unos Juegos donde destacaron las manifestaciones políticas y raciales en contra de Estados Unidos, Foreman llamó la atención agitando una banderita de su país luego de ganar la final.

En el año 69 decidió probar suerte en el boxeo profesional. Gozaba de la atención del público debido a su trayectoria Amateur y la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de México 68. Sus primeras siete peleas las gano por nocaut, hasta que el 31 de octubre del 69 en el Madison Square Garden de Nueva York, el peruano Roberto Dávila le duró 10 asaltos. Era la octava pelea de su carrera. Tres Ko seguidos y otra decisión sobre el incómodo Levi Forte. Siguió noqueando hasta que el habilidoso argentino Gregorio “Goyo” Peralta lo obligó a sudar 10 duros asaltos, el 16 de febrero de 1970.

Algo curioso e histórico sucedió esa noche en el Madison Square Garden de Nueva York. Se disputó la unificación de títulos mundiales de Peso Completo entre Joe Frazier (Comisión de Nueva York y revista The Ring) y Jimmy Ellis (AMB). El humeante Joe desbarató a Ellis en 5 rounds y se llevó el reconocimiento universal del Peso Completo. Nadie se podía imaginar que aquel joven que sudó tinta para ganarle una decisión a Goyo Peralta, tres años después, derribaría seis veces en 5 minutos al potente Frazier que noqueó en forma impresionante a Jimmy Ellis.

Foreman continuó su carrera y coleccionó 21 Kos seguidos antes de enfrentarse al indiscutido Campeón, Joe Frazier. Esta cadena de Kos incluyo al propio Goyo Peralta al que pudo detener en el 10mo round en otra dura pelea, en la cual Foreman logró imponer su pegada al final del combate. También logró superar al durísimo canadiense George Chuvalo cuando el referee, Arthur Mercante, detuvo la pelea en el tercer round, al tiempo que la esposa de Chuvalo gritaba desesperada para que impidieran que su marido siguiera recibiendo el inclemente castigo de Foreman.

El Título Mundial

Pese a las grandes ventajas físicas que Foreman presentaba sobre el campeón Joe Frazier, este era el favorito para retener su corona. Ambos estaban invictos. Frazier en 37 peleas con 34 Kos y Foreman en 29 con 25 Kos. Era la primera vez que dos medallistas de oro olímpicos de Peso Completo, se enfrentaban por la corona mundial en el profesional. Frazier ganó la medalla de oro en Tokio 64 y Foreman en México 68. La sede fue el Estadio Nacional de Kingston, Jamaica.

Foreman lucía un físico impresionante, en tanto que Frazier se veía un poco gordo. No era aquel Joe, humeante del 8 de marzo del 71 que arrolló a Muhammad Alí en el Madison Square Garden de Nueva York. La pelea comenzó con un Foreman tratando de tomar distancia de Joe que atacaba tratando de pendulear el torso. Foreman lo empujaba y buscaba colocar su uper de derecha. Se veía que había practicado mucho ese golpe para detener a Frazier.

Cuando corría ya el tercer minuto de ese asalto inicial Foreman conectó el Uper en la frente de Frazier mientras este se agachaba y lo envió a la lona. Joe se paró inmediatamente y recibió el conteo. No parecía lastimado. Pero Foreman, con su enorme humanidad, lo llevó contra su propio rincón y lo bombardeó con ganchos y upers con ambas manos. Uno de esos golpes ascendentes llegó neto a la mandíbula de Joe quien se desplomó de espaldas a la lona. Ahora si le habían desconectado el cuerpo del cerebro. Se paró muy mal y pronto se volvió a ir a la lona por unos ganchos que afortunadamente, no llegaron netos.

Frazier fue cargado por sus asistentes hasta su esquina e intentaron la recuperación del maltrecho Campeón. Salió, como siempre, a buscar la pelea en este segundo round. Foreman, muy alerta, todavía trataba de mantenerlo lejos. Pero Foreman siguió su ataque y volvió a derribar a Frazier casi sobre las sogas. Se paró pero un gancho de izquierda lo hizo dar una vuelta en redondo. Ya no podía más, Joe. Aporreado y cansado se quedó recostado de las cuerdas recibiendo castigo. Un gancho con la derecha de Foreman lo hizo dar un salto debido al impulso del golpe. Mercante detuvo el desigual combate. Gran sorpresa en el mundo del Boxeo. Frazier, el invencible, perdió su título ante un joven Foreman que lo humilló y barrió el piso con su regordeta figura.

La primera defensa la hizo el 1 de septiembre del 73 en Tokio ante el boricua Joe “King” Román. Foreman atacó a Román rápidamente, con ganchos de ambas manos y en pocos segundos acabó con aquello. Los nipones casi ni tuvieron tiempo de apreciar las cualidades del Campeón de Peso Completo. Luego se presentó en Venezuela ante el retador N° 1, Ken Norton, en lo que fue la inauguración del majestuoso Poliedro de Caracas. Fue una gran fiesta, vinieron muchos invitados entre ellos Muhammad Alí, quien como de costumbre, armó su show. Pero la pelea no dio para mucho. Foreman fue muy superior a Norton quien se mostró incapaz de siquiera, intentar detener aquella máquina destructiva. La pelea se terminó en el 2do round.

Con Muhammad Alí en Zaire

Ante una descomunal expectativa se llevó a cabo el combate con Muhammad Alí en Zaire. Fue el 31 de octubre de 1974 en el “Stade du 20 Mai” en Kinshasa, antes Zaire, ahora, República Democrática del Congo. Hubo una intensa campaña publicitaria. Alí, por supuesto, se ganó al público africano que gritaba consignas apoyándolo. La pelea tuvo un desarrollo inesperado. Ali había dicho, como siempre, que volaría como una abeja y picaría como una mariposa, pero no fue así. Sorpresivamente, se recostó de las cuerdas y se cubrió la cara mientras Foreman lo golpeaba a la cabeza y al cuerpo.

De cuando en cuando utilizaba su jab y lanzaba un poco tímidamente su derecha. Hasta el sexto asalto, esa fue la tónica. Para el séptimo, Alí se mostró más ofensivo y Foreman parecía agotarse. No obstante, en el transcurso de los primeros rounds, Alí pasó algunos malos momentos. El referee era el famoso Zachary Clayton, quien había estado varias veces en Venezuela y, de quien se dice, alguna vez jugó con los Globetrotters de Harlem en sus años mozos. En el octavo Alí pegó unos buenos puños y Foreman pareció lastimado. El público comenzó a gritar y progresivamente, a delirar. Foreman se agarraba. Ali se zafó y conectó una fuerte derecha en la boca del Campeón, que perdió el equilibrio y se fue de boca a la lona.

El conteo de Clayton fue rápido, ni siquiera llegó a los 10, pero nadie protestó en vista de que Foreman se caía solo, del agotamiento. Alí, de esta forma, se convertía en el segundo Peso Completo en la historia, que recuperaba la corona, después del siempre cordial Floyd Patterson que lo hizo en 1960. Foreman duró inactivo un año y tres meses, hasta que reapareció en Las Vegas ante el peligroso pegador Ron Lyle. La pelea fue una batalla campal. Ambos la pasaron negra y visitaron la lona en varias oportunidades. Finalmente Foreman dejó acostado en la lona al valiente Lyle, en el 5to round.

Ganó cuatro peleas más por Ko. Una de ellas, la revancha con Joe Frazier. Se encaminaba a una revancha con Alí, pero se encontró una piedra de tranca el 17 de marzo del 77 en el estadio “Roberto Clemente” de San Juan de Puerto Rico, en el norteamericano Jimmy Young quien lo derribó en el round 12 de aquella pelea eliminatoria para vencerlo por decisión unánime. Decepcionado, se retiró durante 10 años, en los cuales predicó una religión y comercializó un aparato de hacer parrillas y hamburguesas. Con la prédica religiosa aprendió a hablar en público y a convencer multitudes, y con la parrillera, se hizo millonario. Mucho más que con el boxeo.

En el 87 regresó y peleó seguido hasta sumar muchos triunfos y Kos. El campeón de la época, Evander Holyfield le dio una oportunidad y lo venció por decisión unánime en pelea emocionante. También el rubio Tommy Morrison lo venció a los puntos en una pelea por la corona OMB. Pero luego le llegó el día, cuando nadie lo esperaba. El 5 de noviembre de 1994, en el MGM Grand de Las Vegas fulminó en el 10mo round al zurdo Michael Moorer, luego que este lo había dominado en todo el combate. Los jueces Jerry Roth y Chuck Giampa lo tenían 88-83 mientras que Duane Ford la llevaba 86-85, todos a favor de Moorer. El referee Joey Cortés fue el encargado de contarle los históricos 10 segundos al Campeón.

Foreman se convirtió así en el campeón más viejo en la historia de los pesos completos. No defendió mucho, ese título. Ganó una decisión muy polémica ante el alemán Axel Shultz. Luego de un forcejeo legal con la organización fue desconocido. Finalmente, el 22 de noviembre del 97, perdió una decisión con el entonces “Ricitos” Shannon Briggs, quien por cierto, en estos días disputará un título mundial, con la cabeza rapada y a una edad avanzada.

Foreman hoy en día, es todo un Señor en la sociedad. Es tratado como una gran figura en todos los eventos boxísticos a los que acude muy bien trajeado y con talante de triunfador. Hoy, el gran George Foreman arribó a los 68 años.

Desde la web

Deja un Comentario

About the Author ()