Walter Castillo tiene rival para el mes de junio

John Molina Jr., ha sido escogido para hacerle batalla al nicaragüense

BAYRON SAAVEDRA

Walter Castillo ya comenzó su preparación en el gimnasio Róger Deshón en Managua. Foto: LA PRENSA/ JADER FLORES

Walter Castillo hacía rollitos con una venda, sentado en la escalera de tres peldaños por la que se sube al ring, en el gimnasio Róger Deshón en Managua. Su voz tenía la potencia que le generó la motivación de saber que probablemente el 17 de junio estará de regreso en el ring, en Estados Unidos, ante un oponente como John Molina Jr. (29-7-0, con 23 KO´s).

“El Martillo”, sobrenombre con el que es conocido Castillo en el boxeo por su pegada estremecedora, tiene dos meses para preparar su chasis, alinearlo en 147 libras, buscando la redención de su carrera, aunque Molina no será un rival fácil, fue precisamente por su talento que en diciembre del año pasado fue seleccionado para desafiar a la actual estrella del boxeo estadounidense, Terence Crawford, aunque terminó noqueado en ocho rounds.

“Para mí esta es una pelea interesante, ya que él es un boxeador de nombre, bastante conocido; ambos venimos de derrotas, es decir, estamos atravesando el mismo valle”, reflexiona Castillo, de 28 años y poseedor de un récord de 26 triunfos (con 19 KO´s), cuatro derrotas y un empate. “Lo único que se está discutiendo es la bolsa, no importa que yo gane menos, lo que quiero es que se haga el combate”, agregó.

Si pierdo, le diría adiós al boxeo

“El Martillo” da la impresión de que está arrepentido. Falló en el pasado, reconoce que por causa de la “indisciplina” descuidó sus entrenamientos, siente que ha llegado a un punto de no retorno, y hasta se aventura a pensar que si pierde frente a Molina esta vez se retiraría de este deporte.

“Estoy trabajando seriamente, lamentablemente me agarraron movido en mis últimas peleas con el japonés (Keita Obara) y con el ruso (Sergey Lipinets), solo tuve un mes de preparación y debí perder en ese tiempo entre 30 y 32 libras, esto no es justificación, pero todo esto fue producto de mi indisciplina, de mis malas decisiones”.

“Si pierdo probablemente le diría adiós al boxeo”, dijo, quitándose toda culpa.En su mente están fijadas escenas que lo llenaron de satisfacción, como por ejemplo ser estelar en una velada difundida al mundo por la poderosa cadena ESPN, o ser el respaldo del pleito que sostuvo Julio César Chávez Jr., frente a Andrzej Fonfara, a través de Showtime. “Espero regresar a esos niveles lo antes posible”, añora.

Desde la web

Deja un Comentario

About the Author ()