Gennady Golovkin escapó de Nueva York

En el boxeo no todo mundo da el crédito merecido a los que suben al ring a partirse el alma con un semejante y ‘Triple G’ (Gennady Golovkin) siendo el campeón absoluto en la división mediana tomó el riesgo de aceptar una pelea ante un rival con muchas posibilidades de ganarle.

yY aunque sus 23 cloroformos al hilo llegaron a su fin logró una cerrada victoria ante Daniel Jacobs quien tiene el mote de ‘El Milagroso’ solo que esta vez le falló. ‘GGG’ subió al ring al ritmo de los tamborazos de su banda y en los dos primeros asaltos ambos se la pasaban estudiando el modo de hacer estragos en bando contrario, tan enfocados que los asistentes empezaban a desesperar con el ‘canto de la vaca’.

Pero en la cuarta ronda J.D. (Daniel Jacobs) pisó la lona y si se incorporó sin seña de estar muy lastimado, pero de plano nunca se quitó de encima al ‘Triple G’ que esta vez sí le dieron guantadas de todo calibre y si lo despeinaron, pero no lograron ponerlo en aprietos, y por lo contrario en remada contra la corriente nunca hubo pánico en su mente y logró cerrar con ‘broche de oro’ el doceavo asalto para cerrar su victoria por decisión por un margen muy estrecho.

Y ni modo ahora a pensar en que si se va hacer el duelo contra ‘Canelo’ si es que este sale victorioso ante J.C. Chávez, Junior. J.D. dijo que a leguas se vio el favoritismo para que ganara Golovkin y estructurar una superpelea ante ‘Canelo’.

Al que si le fue como en feria en la antesala en el M.S.G. (Madison Square Garden) fue a Román González ante lo que en lo personal pienso que fue un atraco de autopista  y su camiseta de ‘Tiempos de Victoria’ quedó con mancha a consecuencia  del zurdo Sor Rungvisai  que logró primero derribar a ‘Chocolatito” en la inicial en lo que sería el principio del caos.

González sin amedrentarse lanzaba duro y tupido y se respetó el aguante del tailandés que se mantuvo al alba. No importa que Sor entrara como chivo y a consecuencia provocara dos boquetes, uno en la frente y otro en el ojo.

No importa que el asiático amarrara a propósito para detener la máquina de golpes en su perjuicio. Y no importa que en el último asalto corriera y amarrara con descaro para evitar el abuso, no importa que ‘Chocolatito’  haya atinado 69 golpes de contundencia y en el departamento de jabs fueron 7 más o sea que en papel dominó de ton toda la pelea.

No importa la entrega de corazón de González que ahora prueba lo amargo de una derrota y el sabotaje a su trono supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (C.M.B.), lo único que importa es que los jueces lo vieron perder y eso si desconcierta. En mi tarjeta González ganó 116-114. (Fotos cortesía: Tom Hogan / hoganphotos / K2 Promotions)

JAIME ESTRADA [email protected]

Desde la web

Deja un Comentario

About the Author ()