EL CHARRO LARA DEBE GANARLE A FOREMAN

Erislandi Lara (foto de grupo con sombrero charro), no es “un hijo ADOPTIVO de Miami”, un renegado sí, que se fue a Houston tratando de desempolvar el efecto Ultiminio y Mantequilla para mendigar fanáticos “extraños” aunque indispensables, y enfrentar a Vanes Martyrosian con calor fraternal (con la excepción de GGG, cualquier hispano tendrá más apoyo en un pleito que un europeo o un euroasiático por estos lares), sin que tuvieran en cuenta “sus manejadores y consejeros” que aquellas glorias llegaron muy temprano, casi juveniles, entonces México los acogió como hijos y ellos le agradecieron como verdaderos “retoños”, entregando campeonatos mundiales que se apuntan, sin lamentos ni exigencias trasnochadas, en la cuenta mexicana.
El matancero y el santiaguero (debajo Mantequilla con sombrero mexicano) tuvieron a favor al público llamado chicano o descendiente de mexicanos nacidos aquí, ese también fue fanático de los gloriosos medio-compatriotas, razón por la que reventaban el Foro de Inglewood para mimarlos y aplaudirlos en sus rutas a la inmortalidad, pero ¿Lara? Por favor…
El zurdo (23-2-2, 13 KO’s), equivocó el camino, mal oyó (costumbre kubanoide), a quienes no pueden aconsejar ni a un niño de 10 años, como no sea para la histórica puñalada oportunista, vigente en la intención, predominante por encima de Dios si bajara hoy.
A raíz del “traslado” de Lara hacia Houston, escribí lo que puede leer debajo:
Pero el criollo debe ganarle al judío de Brooklin Yuri Foreman (34-2, 10 KO’s), aunque este peleador haya enfrentado a algunos buenos boxeadores como Daniel Santos y Miguel Cotto y muestre un récord “de altura”.
¿Por qué debe imponerse Lara? porque es más rápido, porque saca bien las manos, porque aporrea sin nocao punch cuando toma confianza de que el oponente no lo puede noquear; al revés, se manda a correr y trata de ganar con el jab y algunos golpes cruzados, estilo que le ha restado el público que necesitó para alcanzar el super-estrellato, que es la pelea en PPV y el dinero que reconforte a todos los implicados en sus pleitos; en sentido general, supera al descendiente de Moisés en todo.
Foreman logró boxear 4 veces en el 2015, el año pasado una sola, sus últimas 6 han sido victorias, bueno para especular sobre posibilidades que, viéndolo bajo el lente de la justicia, no le servirán para nada el próximo 17 en Hialeah en superwelter.
A mi juicio, sería una sorpresa que el visitante judío superara al otro visitante de Houston, aunque de sorpresas ha vivido en vilo el fanático boxístico históricamente.
Lara continúa con Haymon, alicaído en la medida que el partido demócrata retrocede bajo el ojo crítico del votante, tanto que se ven nubes negras en el horizonte de PREMIUM BOXING, una lástima, ajeno a lo político, el tipo prometía arreglos a la disciplina, sobre todo, la desaparición del rosario de fajas por divisiones.

Suscríbete/ Subscribe

Desde la web

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. KIKO says:

    Este Pascual no tiene remedio.
    Siempre con sus intrigas.
    Sus notas son mas de polica que de boxeo.

Deja un Comentario

About the Author ()